Pollo con tomate

Pollo con tomate

Chef:

Comentarios:

No hay comentarios todavía.

Preparación:

  1. Retirar la piel de los muslos de pollo.
  2. Pelar la cebolla y los dientes de ajo. Cortar la primera en cubos pequeños y los segundos en trocitos menudos, o triturarlos. Reservar.
  3. Ahora vamos a ver cómo hacer salsa de tomate. Hay que lavar los tomates y cortarlos en trozos. No tienen que ser uniformes o delicados. Esto será solamente para facilitar el trabajo posterior de la picadora.
  4. Meter los pedazos de tomate en la licuadora para obtener una pasta. Si no les gusta la salsa con semillas o restos de trocitos, pueden pasar el tomate triturado por un colador. Yo prefiero mantenerlo con textura irregular. Reservar.
  5. Salpimentar las piezas de pollo, cubriendo toda su superficie.
  6. En un sartén grande, agregar un chorro de aceite y calentar a fuego medio.
  7. Una vez caliente el aceite, acomodar las piezas de pollo para sellar la piel con una fritura rápida. Esto se hace en pocos minutos. Hay que revisar que cada cara de cada pieza comience a dorarse, y luego rotarlas para hacer lo mismo con todas las caras. Debemos recordar que se trata de un toque ligero: la idea es sellar la superficie del pollo, no cocerlo completamente.
  8. Una vez doradas las piezas, sacarlas del sartén y depositarlas sobre un plato cubierto de papel absorbente para retirar el exceso de grasa.
  9. No hay que apagar el aceite. Vamos a aprovechar que ha tomado un poco del gusto del pollo, y utilizarlo ahora para sofreír el ajo y la cebolla. Distribuir bien los trozos sobre la superficie del sartén. Si hace falta más aceite, agregar un chorrito adicional.
  10. Para sofreír, hay que bajar un poco el fuego, y dejar cocer los pedazos alrededor de unos 6 minutos o hasta que la cebolla empiece a tornarse transparente. Remover todo de vez en cuando.
  11. Añadir al sofrito la pasta o salsa de tomate realizada en la licuadora. Mezclar con lo que ya se encuentra en el sartén.
  12. Añadir las hojas de laurel y espolvorear el cubo de caldo de pollo.
  13. Sumar las dos cucharadas de vino y mover bien la salsa para integrar los nuevos ingredientes.
  14. Probar y corregir la sazón con sal y pimienta. Los que quieran una salsa menos espesa, pueden añadir un poquito de agua, siempre con cuidado de bien corregir la sazón.
  15. Introducir las piezas de pollo en la salsa.
  16. Dejar cocinar alrededor de 40 minutos. En principio, no hay que tapar la olla. Sólo recurre a esto si la salsa se torna demasiado espesa para tu gusto o si te parece que se está resecando.
  17. Listo. Después de los 40 minutos, tenemos nuestro pollo en salsa de tomate. Si tuvieras dudas de la cocción interna del pollo, puedes tomar un cuchillo pequeño, y con la punta, hacer un corte muy discreto en la parte más gruesa de una de las piezas de pollo, hasta el hueso. El color de fondo no debe ser rojizo o rosado.
  18. Una vez servido el pollo, decorar con el cilantro picado. 

Categoría: Carne

Nº de personas: 2 personas

Ingredientes:

Cilantro 1/2 taza
Ajo 2
Sal Al gusto
Pimienta negra Al gusto
Laurel 2
Vino tinto 2 cucharadas
Aceite de oliva Al gusto